depressed man
Salud

Mala Praxis Médica


Mala Praxis Médica

(La nueva industria del Juicio)

INTRODUCCION

Hasta el año 1996 en que se impuso la ley 24.557, los juicios por accidentes de trabajo eran la fuente de recursos más buscada por algunos abogados. La nueva legislación dio por tierra este accionar al que se le dio el nombre de «La industria del Juicio». Actualmente la atención de dichos profesionales está centrada en el accionar de los médicos y de las instituciones dedicadas al servicio de salud.

Se exponen en el siguiente escrito, algunas cifras y comentarios que deseo compartir con la comunidad dedicada al arte de curar.

ALGUNAS DE LAS CAUSAS

La superespecialización ha derivado en una atención parcializada que induce a la despersonalización del médico y del paciente. A esto debemos sumar las características de las normativas que rigen el funcionamiento de las obras sociales, que apuntan únicamente a una ecuación costos-beneficios para mejor y mayor réditos de las industrias que «brindan salud», donde las pautas se fijan antes de que el paciente acceda a la prestación. Además la instrumentación de convenios capitados deriva muy frecuentemente en una demanda de atención que supera la capacidad de prestación de la institución, lo que profundiza la distorsión en la relación Médico-Paciente. (2)

Este parece ser el motivo más generalizado de los conflictos que alcanzan la esfera jurídica en la ciudad de Buenos Aires según lo explica el Dr. Pedro San Juan asesor de la compañía San Pacific especializada en responsabilidad médica. En la Provincia de Corrientes, también nos encontramos con el deterioro de la relación Médico-Paciente como la causa más frecuente por la cual surge la disconformidad con la atención. Concretamente la causa más común por la que los familiares o el paciente se quejan, es por la escasa información que brinda el médico, (o los médicos) y por la cantidad y calidad del tiempo dedicado al enfermo. Cuando me invitan a hablar del tema, siempre comienzo la disertación diciendo lo siguiente:

«Desgraciadamente hoy no basta con poner al servicio del enfermo todos los conocimientos y los consejos recibidos de nuestros maestros. El Acto Médico también es medido por cómo lo escribimos y por cómo actuamos…» Este lamentable hecho que no se daba cuando el médico estaba rodeado de esa especie de «Halo mágico» al mejor estilo de Brujo de la tribu; es hoy fundamental para el desempeño de la profesión. Al preguntar al familiar o al enfermo por que inicia acciones legales contra su médico, la respuesta que he obtenido es la siguiente:

-… Para que no le pase a otro lo que me paso a Mí…-

-… Para que no ande suelto, es un peligro para la sociedad…-

Por desgracia los abogados a los que les hice la misma pregunta no dan una respuesta cargada de emoción, solo cumplen fríamente con el mandato de su cliente. Lo concreto es que «El juicio» esta orientado hacia el médico y/o quién resulte responsable o sea … donde se encuentra el sujeto solvente que pueda resarcir el daño efectuado; ya sea: un Sanatorio, Aseguradora, bienes del Médico, etc.- Esto es así tanto par el litigio en el fuero civil como para el penal.

Es de suma importancia comprender que la mayoría de las veces, el objetivo que se persigue en un juicio por mala praxis no es tanto el resultado sino el proceso en sí mismo. Quiero decir con esto que mientras dura el proceso (2 a 4 años), el médico no sabe si vende todo y se va a otro país, si sigue estudiando y dedicándose como antes, si trabaja para pagar el juicio, si le van a sacar el título etc. Los colegas que han tenido que soportar esto han pasado un verdadero calvario donde la angustia y la desesperación son el común denominador.

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.